¿Cómo lidiar con personas «Tontas»?

Si has llegado hasta aquí probablemente tengas el mismo problema que yo. Por lo general la gente se puede clasificar como “tonta” por la manera en la que actúan, resuelven sus problemas, se comunican con los demás y sobre todo en como controlan sus emociones, sobre todo la agresividad y la tolerancia hacia otras personas. Esto nos pone a quienes somos un poco diferentes en un predicamento debido a que vemos a cierto grupo de personas como unos “changuitos” intentando vivir y relacionarse entre ellos.

Ojo que no quiero ofender a nadie… si estas leyendo esto es muy poco probable que seas de este tipo de personas, para empezar porque te gusta leer.

El día de hoy te traigo una recopilación de puntos o pasos que puedes aplicar para lidiar con este tipo de personas. 

51605.jpg

Reduce tus estándares. Es difícil, pero muy importante. Parte de la razón por la que puedes sentirte constantemente frustrado por la estupidez en el mundo se debe a que esperas que todos sean tan inteligentes como tú, como tus amigos más cercanos o la gente a la que más respetas. Sin embargo, se necesita todo tipo de personas para formar el mundo ¡incluyendo a los tontos! Recuerda que la persona promedio no dará la talla con tus altas expectativas de cómo hay que pensar y actuar. Por eso, deberás reducir tus expectativas.

  • Si no esperas que las personas sean agudas y respetables, entonces es posible que estés gratamente sorprendido si lo son realmente, en vez de sentirte siempre decepcionado cuando no responden a tus expectativas.

Comprende que esa persona podría no haber gozado las ventajas que tú sí, ya sean genéticas o ambientales. La inteligencia está principalmente determinada por la genética, pero las oportunidades pueden marcar la diferencia. Algunas de las razones por las cuales eres tan inteligente quizá sean porque tuviste un hogar amoroso, recibiste una buena educación y no has tenido la obligación de cuidar a algún familiar, trabajar y estudiar en la secundaria ni asumir otras responsabilidades que te hubieran impedido desarrollar tu intelecto. Cuando alguien tonto te frustre, solo pregúntate si él o ella tuvo las oportunidades que tú tuviste. Lo más probable es que veas que no es el caso.

  • La inteligencia no está determinada por la educación, la familia, la riqueza o el amor. No obstante, el desarrollo de las habilidades y del conocimiento puede ser influenciado por las experiencias y oportunidades vitales de la persona.
  • Recordarte considerar a cada persona como un caso único y separado te frustrará menos, porque dejarás de preguntarte constantemente por qué él o ella no se comporta como tú.

Entiende que no podrás hacerle cambiar de opinión. Este es otro punto importante para tomar en cuenta antes de mezclarte con gente tonta. Quizá pienses que la razón y los hechos factibles ganarán siempre mientras una persona tonta se va pensando «nunca lo había visto de esa manera» luego de haberle dado una doble dosis de lógica. Sin embargo, esto es poco probable. Si una persona es tonta, también es probable que esté fija en sus creencias.[1]

  • Si te das cuenta de que a pesar de tener ideas válidas y razonables no vas a convencer fácilmente a una persona tonta sobre tu punto de vista, entonces deja de intentarlo. Y al dejar de hacerlo, tendrás menos probabilidades de frustrarte.
  • Recuerda que el objetivo no es lograr que un tonto esté de acuerdo contigo, el objetivo es mantenerte en calma y con cordura cuando hables con él.

No juzgues a un pez por su habilidad de trepar a un árbol. Como una vez dijo Albert Einstein: «Todos son genios, pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido». ¿Qué significa esto? Debes tener en cuenta que esa persona que consideras tonta en realidad no lo es, sino que puede serlo en cierta área en la que piensas que debería ser inteligente. La chica de la clase de matemáticas que no consigue aprender a sumar podría ser una poetisa maravillosa. Asimismo, alguien que no logra traerte tu orden de café puede ser un tremendo músico. Abandona el pensamiento de que solo existe una forma de ser inteligente o torpe. Solo así comenzarás a ver que la gente es más competente de lo que te imaginas.

  • Piensa en esto: si alguien puede ser solo inteligente o tonto en un sentido, entonces debe haber gente por ahí que crees que no eres muy inteligente, lo cual no puede ser cierto, ¿o si?

Trata de ver toda situación desde la perspectiva del otro. Otra manera de cambiar tu forma de pensar sobre la gente tonta es ver la situación desde su punto de vista. Claro, es posible que pienses que solo existe una forma de ver el tema del control de armas o que siempre tienes que estar en lo cierto cuando hablas de ser vegetariano, pero antes de llegar a definir tus opiniones, asegúrate de conocer los argumentos en contra. Así podrías ver la otra versión de los hechos.

  • Además, analiza la procedencia de esa persona. Hacerlo te ayudará a comprender su visión del mundo, por ejemplo, si creció en una zona muy conservadora, mientras tú creciste en una ciudad cosmopolita. De ser así, no se pondrán de acuerdo en todos los asuntos que conversen.

Llénate de conocimiento. El conocimiento es poder, especialmente si tratas con personas que no lo tienen. Si quieres relacionarte de manera correcta con gente tonta, deberás tener la información correcta. Lee lo más que puedas, escucha los informativos virtuales, mira y lee las noticias. Asegúrate de tener una sólida comprensión de un concepto antes de empezar a conversar sobre este. Cuantos más datos, estadísticas y temas de conversación conozcas, más fácil será cerrar la discusión con un tonto.

  • Tu objetivo no debe ser necesariamente demostrar que tienes razón cuando hablas con alguien tonto (¿de qué sirve hacerlo?), pues cuanto más vea un tonto que has investigado, será menos probable que se junte contigo.

No lo tomes como algo personal. Puede resultar casi imposible no tomar personalmente algo realmente tonto, sobre todo si tiene la intención de dañarte. Sin embargo, si realmente quieres llevarte lo mejor posible con la gente tonta, no dejes que te afecte y aprende a dejar que digan lo que quieran a tus espaldas. Si lo tomas como algo personal y te duele, estarás dándoles un poder que no necesitan tener. Solo recuerda que estas personas son tontas y sus opiniones no deben importarte.

  • Tu autoestima no puede estar dictaminada por las opiniones de una persona cuya inteligencia ni siquiera respetas. Recuerda que un tonto no te hará sentir pequeño la próxima vez.

Reconoce sus virtudes (si las tiene). Intentar ser positivo y darle el beneficio de la duda es una gran táctica para no dejar que te afecte. Claro, tal vez tu jefe no sea tan bueno para comunicarse, pero piensa en las cosas buenas que ha hecho por la compañía. Tal vez tu prima de 2do. grado es una boba revelando aspectos de tu vida personal en público, pero es una genio para hacerte sentir mejor cuando has tenido un pésimo día.

  • Recuerda que la mayoría de tontos no son del todo malos y también tienen algunas cualidades positivas. Debes recordarlo si quieres estar «cuerdo» junto a gente tonta, especialmente si te relacionas con alguien que ves mucho, como un compañero de clase o de trabajo.

No te quejes del tonto o tonta con otras personas. Sí, tu compañero de trabajo o amigo-enemiga podrían haber dicho algo tan, pero tan tonto que tienes ganas de contárselo todo a las diez personas más cercanas de tu círculo de amigos. Incluso puedes enviar un correo electrónico o un mensaje de texto masivo detallando minuciosamente lo tonta que es esa persona, pero ¿de qué sirve? Claro, la gente estará de acuerdo contigo y con que la persona es una tonta, pero al final solo te sacará más de quicio, te sentirás enojado, frustrado y molesto.

  • Y lo peor de todo: le dará al tonto aún más poder. Si realmente sabes que alguien es tonto y molesto, entonces no pases tanto tiempo preocupándote por lo que dijo.
  • Si la persona realmente te molesta, puedes hablar con un amigo cercano, pero no dejes que se convierta en una obsesión que arruine tu día.

GrexFOL.jpg

Faltarían páginas y páginas para poder comprender como actúan las personas tontas. Sin embargo con los consejos anteriores podrás tener un panorama un poco más claro a la hora de relacionarte con estas. Mucho éxito y enhorabuena por ser inteligente 🙂

Comentarios