¿Vivimos en una simulación?

¿Cuántas veces has sentido que ya has vivido algo con anterioridad? ¿Cuántas veces has conocido personas que sientes que ya conocías?

Todos en nuestra vida hemos sentido ese “déjà vu” ya sea al visitar lugares que no habíamos visitado pero que sentimos que conocemos, o cuantas veces hemos estado en un lugar que te hace recordar situaciones o momentos pasados.

La realidad es un concepto muy complejo, lo cual no es posible definir al 100% , ¿Cómo puedes estar seguro de que algo es real?

301783-deja-vu

Más allá de lo que vivimos o percibimos con nuestros sentidos no podemos asegurar que algo existe. Si no lo vemos, escuchamos, sentimos, no podemos  decir que “existe”. Sin tocar temas como la religión o seres míticos como dioses o ángeles… Esta ha sido una de las preguntas que muchas veces han invadido toda mi atención. Cuando conocemos personas que se nos hacen “familiares” o cuando recordamos estar en un lugar que aseguramos conocer, o bien cuando vivimos lo que vivimos todos los días.

La idea de vivir en una simulación abre las puertas a buscar una justificación a todos estos enigmas que pocas personas percibimos, ya que esto demostraría que una inteligencia mayor crea lo que nosotros percibimos como “realidad”.

En mi opinión y aclaro… sólo la mía… la realidad no puede ser demostrada más que con lo que percibimos con nuestros sentidos, al estar atados a este plano dimensional conocido como la Tercera dimensión no podemos percibir dicha realidad de otra manera diferente. Pero de algo si estoy muy seguro. Que nosotros mismos creamos nuestra realidad.

¿Realmente eres feliz con lo que haces?

Hace algunos días que me he dado a la tarea de investigar sobre los gustos y comportamientos de las personas, y aunque son cientos de factores los que intervienen a la hora de actuar y de tomar decisiones es muy fácil percibir ciertos sentimientos en las personas.

Uno de ellos sin ir muy lejos es la “felicidad” pero bueno… no tanto felicidad sino como todo aquello que te gusta realmente.

Quisiera hablar sobre este asunto que estoy muy seguro de que te has cuestionado alguna vez por lo menos en estos días. ¿Soy feliz con lo que hago?

Si es cierto que vivimos en una sociedad que esta atada a ciertos dogmas y costumbres, y esclavizados en un sistema de consumismo y deuda sin fin, ciertamente hay un punto de quiebre en nuestras vidas, donde a partir de ese momento nada vuelve a ser igual y comenzamos a hacer las cosas sólo para obtener “más” y me refiero a las cosas materiales. Estas para algunos son el único medio que puede alegrarles un poco el día, el mes, o el año.

Hace algunos años yo pensaba igual que la mayoría de las personas (Y digo la mayoría porque que se que no todas piensan igual). Me he endeudado bastante para comprar autos lujosos, casas lujosas, viajes, juguetes caros que no son necesarios.

Lamentablemente la mayoría de las personas llegan a tal grado de sólo vivir para trabajar, y no pueden percibir en que tipo de circulo vicioso se encuentran.

Creo que el primer paso para salir de este bucle es darse cuenta de que algo no está bien.

tumblr_nhci25RPLa1scy21qo1_1280

Para comenzar… Si despiertas y lo primero en lo que piensas es que hoy debes trabajar para poder pagar las deudas que tienes pues bueno … algo no anda bien. (Ojo que si te gusta tu trabajo , amas lo que haces y tienes deudas y las pagas con gusto, enhorabuena).

Hacer lo que nos gusta no suele ser una opción para el 99% de las personas. Y no necesariamente por falta de recursos monetarios sino por el “miedo” a hacer cosas que puedan sacrificar tu bienestar económico o salirse un poco del “status quo”.

Si realmente todos hiciésemos lo que nos gusta es seguro que estaríamos viviendo mucho mejor, pero los factores externos suelen complicar bastante ese objetivo.

Pero no todo es causa perdida, día a día podemos ir cambiando nuestra manera de vivir, de percibir las cosas y de actuar sobre todo.

Si bien el titulo de este post es algo pretencioso o fantasioso, no es imposible. Todo está en nosotros mismos, y en el miedo que los demás nos hacen sentir, un miedo sin fundamentos que no va mas allá de argumentos sin valor que son sólo excusas que se tienen para no comenzar a hacer lo que realmente nos gusta.

Ojo que no estoy diciendo que dejes tu trabajo, si ganas bien, excelente! , ahora busca en tu tiempo libre lo que realmente te gusta, eso que te hace sentir ese cosquilleo en el estomago que es muy parecido a los nervios.

¡Mucho éxito!

¿Por qué molestarse?

Comenzar un proyecto nuevo en pro de la salud de las personas, tratando de beneficiar a cierto grupo de individuos o probablemente querer mejorar la vida de las personas transmitiendo un poco de tu experiencia, sabiduría o conocimiento para que ellos se puedan percatar de situaciones que tal vez nunca han vivido  y aprovechar dicha información …  ¿Por qué hacerlo?

Últimamente he tenido esta incógnita en mi cabeza, parece ser que el mundo funciona al revés de lo que yo pensaba que lo hacía. Si… un soñador no puede aspirar a salir adelante pensando que las demás personas son igual que él. Triste ¿Verdad? pero es la realidad, si bien he pasado mucho tiempo investigando el comportamiento de las personas que me rodean, he llegado a la conclusión de que no puedo cambiar ni el más mínimo aspecto en ellas… esto es normal… valla si me pongo a analizarlo nadie piensa igual que yo… y nadie tiene la misma perspectiva de las cosas y situaciones como yo…. ¿ O sí?

Quien sabe… pero… lo que si puedo hacer es ser sarcástico al respecto… si… sarcasmo… quizás por este medio muchas personas puedan captar la información de tal manera que palabras mias puedan revolver un poco sus neuronas para producir dichos sentimientos que los impulsen a su vez a actuar de cierta manera… vamos a ver…

Así que bien… para que molestarse? en cambiar, en tratar de hacer ver a las personas como ser mejores… no se puede…

Vamos a comenzar a tratar a las personas como les gusta ser tratadas…